loader image

Exóstosis subungueal. ¿Qué es?

    La Exóstosis Subunguel es un tumor óseo benigno de crecimiento lento, se localiza en la zona dorsal de la falange distal de un dedo, es decir, en la punta del dedo, es frecuente en el 1er dedo de pie. No suele aparecer en los dedos menores. Las causas de esta patología son las siguientes: Es la irritación crónica del periostio. Se puede relacionar con actividades deportivas que produzcan repetidos microtraumatismos en la uña. Calzado de punta estrecha. Alteración de partes blandas cómo la hiperextensión del tendón extensor largo del 1er dedo. Alteraciones biomecánicas cómo los dedos en garra o pie cavo.   ¿Cuáles son los síntomas que refiere el paciente? En ocasiones puede ser dolorosa, llegando incluso a la deformación de la uña. Puede presentar dolor asociado a helomas y dolor a nivel de los pliegues ungueales debido a la curvatura exagerada de la

  El síndrome de HAGLUND es la presentación dolorosa de la calcificación insercional del tendón de Aquiles. El crecimiento óseo aumentado puede aparecer en la tuberosidad calcánea, dónde se insertan las fibras anteriores y posteriores del tendón.   ¿Por qué aparece esté síndrome? Actualmente el origen es desconocido, aunque se han descrito factores predisponentes: Calzado muy ajustado. Tacón alto. Pie cavo. Acortamiento del tríceps sural. La calcificación alrededor de la inserción del tendón de Aquiles favorece la entesitis aquílea, su tendinosis y el pinzamiento de la bursa retrocalcánea.   Síntomas de la deformidad de Haglund La deformidad de Haglund es asintomática en la mayoría de los casos y cuando aparece sintomatología dolorosa aparece cómo una lesión por sobreuso. El dolor posterior de talón se exacerba al utilizar zapato estrecho o con actividades deportivas. En algunos casos, incapacidad al caminar por las mañanas. Se observa un bulto en la zona posterior del

¿Sabías que el síndrome del piramidal consiste en una contractura o sobrecarga del músculo piramidal?     Esto ocurre por el espasmo y engrosamiento muscular, porque comprime al nervio ciático dando una serie de síntomas irradiados hacia la pierna. El recorrido de este nervio comienza a nivel de la columna lumbar hacia las piernas, por lo que una compresión a nivel del músculo piramidal se manifestará en forma de adormecimiento, hormigueo y dolor en el recorrido del nervio ciático, generando así una pseudociática (el músculo piramidal, de forma triangular, va desde el hueso sacro al trocánter mayor, cruzándose en el camino con el nervio ciático, y actúa como rotador externo de la cadera). Su sintomatología es muy similar a la de la ciática y, por ello, es conocido como “falsa ciática” ya que presenta una sintomatología parecida pero, en este caso, no es originada por una compresión del nervio

SABER MÁS SOBRE LOS CORREDORES. La carrera y sobre todo la carrera de larga distancia en comparación con otros deportes se caracteriza por ser un deporte “repetitivo”, es decir, se tiende a realizar el mismo gesto a una velocidad constante y sobre un terrero regular, no suele haber cambios de velocidad marcados, giros, cambios de dirección constantes, etc.   Como todos hemos podido escuchar en alguna ocasión, los humanos somos asimétricos, es decir, tenemos una pierna un poco más larga que otra, un pie un poco más grande, una pierna un poco más torsionada que la otra, etc. y esto implica que tengamos vicios posturales, que realicemos compensaciones al andar o al correr, que tengamos un pequeña curvatura en la espalda…y al realizar un gesto repetitivo como correr siempre se sobrecargan o rozan las mismas estructuras y es por ello que estas compensaciones salen

  ¿Qué es el dolor del talón? ¿De dónde viene? El dolor de talón es una patología compleja y multifactorial, es decir, hay muchas posibles causas que pueden originar el dolor y, en muchas ocasiones, son varios sujetos los que provocan el dolor. Nos podemos encontrar casos en los que el principal factor de riesgo sea una falta de movilidad del tobillo o acortamiento de la cadena posterior (gemelos, etc). Puede ser por una alteración de la movilidad del dedo gordo del pie (ya que tenemos que recordar que la fascia plantar se inserta en el dedo). Puede ser por presentar un movimiento de pronosupinación excesivo, por perder fuerza de la musculatura intrínseca del pie, se puede deber a un atrapamiento nervioso o también puede incluso estar provocado por un problema reumático, etc. Una vez que entendemos esta parte, es sencillo entender que si

Doctor me duele el pie>> Vamos a excluir a aquellas patologías que se hayan podido producir por una lesión traumática como un esguince, fractura, etc. y nos vamos a centrar en lesiones por sobrecarga mecánica.   1. Dolor en la zona o cara medial del tobillo: Normalmente los pacientes que presentan dolor en esta zona tienden a tener pies más aplanados, es decir con menos arco. La patología más frecuente que se puede tener es la tendinopatía de alguno de los tendones que cruzan en esa zona (tibial posterior, flexor largo de los dedos y flexor largo del dedo gordo). En casos en los que los pacientes tienen un dolor más urente, quemante o que pueda dolerles en reposo o de forma nocturna, podremos sospechar de alguna lesión del nervio tibial (síndrome del túnel del tarso). 2. Dolor en la zona del metatarso (metatarsalgia) Los

El Síndrome de las piernas inquietas, también llamada la "enfermedad de Willis-Ekbom", es un trastorno de origen neurológico, en el que se producen unas sensaciones molestas en las extremidades (principalmente las piernas) durante el reposo, a permanecer sentado o acostado. Estas molestias ocasionan necesidad de levantarse, caminar y moverse. Con el movimiento, las sensaciones desagradables se alivian o desaparecen. El trastorno aparece con cierta severidad en un 2-3% de la población. ¿A quiénes afecta más? Afecta tanto a hombres como a mujeres, apareciendo a cualquier edad. En un 20% de los casos, hay enfermedades que explican la aparición de síntomas, como por ejemplo: anemia, insuficiencia renal, polineuropatía, embarazo, fármaco, etc. ¡Muy importante! tener en cuenta si existe predisposición familiar, resistencia a algunos fármacos que se usan para el tratamiento de la enfermedad y presencia de movimientos periódicos de las piernas durante el sueño y

Recientemente la podóloga Teresa Montero fue invitada a un programa llamado La Plaça Mireia en Ràdio Desvern. En el primer programa, Teresa presentó a la audiencia su clínica recién abierta en Sant Just y explicó algunos aspectos importantes de podología. También profundizó en la formación y competencias de un podólogo de un podólogo. Además, durante el programa, abrió un debate sobre los centros estéticos que ofrecen servicios no oficiales de podología. Puedes escuchar la primera parte aquí: CLICK para escuchar primera parte En la segunda visita, Teresa Montero entró en detalles sobre la importancia del cuidado de los pies y cómo afecta a la prevención de lesiones. También enfatizó la importancia de una atención profesional, en lugar de buscar soluciones en Internet, después de todo, la salud de nuestros pies es más importante de lo que pensamos. Puedes escuchar la segunda parte aquí: CLICK para

Tradicionalmente, los podólogos hemos considerado el espolón calcáneo como una causa de dolor por parte de los pacientes que vienen a consulta y constantemente, día tras día, acuden un amplio grupo de pacientes diagnosticados de espolón calcáneo, muy preocupados ya que ven algo que podría asemejarse a un “pincho” en la radiografía, pero, los profesionales nos hacemos la siguiente pregunta ¿es realmente ese pincho la causa de su dolor?.  Lo primero que debes conocer como paciente, es que en la radiografía es una imagen en 2 dimensiones,  por lo tanto ese "pincho" que ves en la radiografía es una estructura plana que no se clava en ningún sitio. Las últimas investigaciones y trabajos científicos sobre el espolón calcáneo nos dicen que el espolón no es el problema ni la causa del dolor sino un signo clínico más y lo más frecuente

Cuando tienes diabetes, es importante que cuides bien tus pies, ya que eres más vulnerable a los problemas de los pies. Se acerca la época del año en la que nos quitamos las zapatillas y damos paso a las chancletas. Pero antes de poner los dedos del pie en la arena, si tienes pie diabético, parate primero a pensar en la salud de tus pies. Como persona con diabetes,  puedes estar en mayor riesgo de lesión e infección de tus pies, debido al daño a los nervios y a la reducción del flujo sanguíneo. Con estos riesgos mayores, las lesiones pequeñas pueden convertirse en complicaciones aún mayores. Por ejemplo,  puedes desarrollar una llaga o una ampolla que podría posiblemente conducir a una infección y estar en mayor riesgo de perder un dedo del pie, su pie o incluso su pierna. Os dejamos